jueves, 9 de enero de 2014

La metamorfosis del príncipe

Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo que Dios le había dado y del que ya poco quedaba. Mantenía los tres enigmáticos lunares en el cuello con los que mi lengua, en otro tiempo, jugó a las constelaciones, pero ahora, quedaban ocultos entre los pliegues abdominales de su papada. La tableta de surfista que, hace años, admiré impúdica, se había convertido en conserva cárnica, una suerte de chacina embutida en piel arrugada que se derramaba, en varios niveles, hasta un pubis que huía del aplastamiento. Besarlo para desenterrar al príncipe que vi en otro tiempo, dejó de ser un cuento para convertirse en un arriesgado thriller psicológico.




Nota: Apuesta para REC (Relatos en cadena) de la SER para la semana 12. Frase comienzo:"Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo"


28 comentarios:

  1. Y es que besar a un sapo de tamaña consideración ....tiene su enjundia....
    Yo, ni por príncipe, ni por princesa. Buen título de metamorfosis, y como bien terminas ¡un thriller psicológico digno de los mejores analistas de conductas humanas!

    Un abrazo y feliz REC 2014.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura gracias por ser asidua, me gusta mucho verte por aquí. A ver si me veo en tu blog caído de la ventana jeje.
      Este relato está basado en muchos hechos reales.

      Eliminar
  2. Montesinadas, me ha encantado!! me gusta mucho la descripción que haces, genial! lo de besar al sapo da cierto repelús y en este caso mucho más,se ve que la belleza quedaba muy escondida, mucho, demasiado enterrada entre tanta "chacina embutida" jeje...muy bueno!!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pulgacroft, ya no había belleza, el abandono más terrorista había caído sobre él como un paracaídas y ella lo sufría ya con espanto.
      Abrazos

      Eliminar
    2. AmigA, Montesinadas...amigA jeje...
      Espantadísima debía de estar, no me extraña...
      Besos!

      Eliminar
    3. AMIGAAAA!!! cierto y perdona y no me extraña que no te extrañe el espanto de ella, pero tan buena que si pudiera incluso casi lo vuelve a besar.
      Abrazos, voy a tu casa

      Eliminar
  3. Buen intento para Rec y quizá pueda interesarle a Puck para su charca de las ranas.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro saludo indio para ti David me alegro verte de nuevo por aquí. Un intento fallido, no encuentro el "estilo REC".
      Pero si te ha dado tirón al leerlo por mi bien.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Gran relato. Tiene algo de antítesis o semejanza respecto a mi propuesta de esta semana. Me encantan las metamorfosis sobre todo si hay sapos de por medio. Y muy buena la imagen escogida que nos ilustra muy bien tu microrrelato. Vamos que nos acercamos cada vez más!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Lorenzo paso por tu casa a leerlo no quedo con la intriga.
      Abrazos

      Eliminar
  5. Estupenda descripción e interesante involución del príncipe en sapo. Me ha encantado, Manuel. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juana, te debo lecturas en "ná" como dicen en el sur voy a leerte y a curiosear.
      Gracias por la visita y encima te ha gustado pues levito.
      Abrazos

      Eliminar
  6. Hola Manuel. Me estreno por aquí. Con tu permiso iré pasando. El relato me ha gustado mucho. Me parece una buena idea muy bien explicada. Suerte para el siguiente. Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Antonio, estásen tu casa, siéntete cómodo y sírvete a tu gusto.
      Un placer tenerte por aquí.
      Nos perseguimos.
      Abrzos

      Eliminar
  7. Hola, Monte.

    Jajaja, muy bueno, a mí hay detalles que me han encantado: los lunares ocultos por la papada (que me parece super divertido); la tableta de surfista convertida en conserva cárnica (es humor del bueno); pubis que huía del aplastamiento... ¿Qué te digo? Un micro estupendo con ese regusto de frases bien dibujadas y palabras muy acertadas.
    Felicidades, amigo.
    Me encantó.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Twanda, me alegra que pases por aquí y te diviertas, el anterior supo a sangre y a gore, pero éste tenía la intención de romper una sonrisa. No nos descuidemos jaja.
      Gracias por tus palabras y abrazos

      Eliminar
  8. Como decía aquel: con el tiempo, o te ajamonas o te amojamas. Muy divertido, maestro Montesinos.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Juan manuel saludos...hay que cuidarse jajajaja. o dejar de creer en los cuentos jaja.
      Abrazos y gracias como siempre por estar ahí

      Eliminar
  9. El sapo me tira para atrás pero el relato me ha gustado mucho. El título, genial. Beso!
    Bea C.E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A quién no , este tipo de sapo y no me refiero al de la foto tira a cualquiera para atrás y si te ha gustado a mi me das un empujón hacia delante.
      Gracias

      Eliminar
  10. Ja ,ja ,ja , qué bueno, me ha gustado mucho y especialmente porque a partir de 20 de este mes colgaré en mi blog uno parecido lo llamaré que hay que hacer por quinientos euros.Un placer leer tus cuentos maestro desde luego son muy buenos. Un fuerte abrazo y feliz el 2014, Sotirios.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la visita, nos seguimos Sotirios que te veo imparable este año y feliz todo para ti también.
    Gracias

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. David gracias por la visita y sí algo de terrorífico tiene ese sapo. jajaja
      abrzos

      Eliminar
  13. tiene buen sabor de letras tu blog
    abrazo

    ResponderEliminar
  14. Gracias Recomenzar, espero que te haya emocionado lo suficiente para que vuelvas de vez en cuando. Nos seguimos.
    abrazos

    ResponderEliminar
  15. Sólo pensar en ese beso.... Puaj!.
    Pero el micro es buenísimo. Me he reído un montón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, Belén gracias por la visita. Sí desde luego es una mezcla entre asquerosito y divertido jajaja era por ahí la intención, yo también me reí al leerlo terminado
      Abrazos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario