viernes, 15 de enero de 2016

La vida es sueño

Por qué demonios sus dueños los han abandonado en ese inhóspito lugar  de la razón que produce monstruos.
He decidido recogerlos y hacerlos realidad. Algunos serán difíciles como el de José que desea pasear de la mano de  Marita después de haber atropellado a su perro con la bicicleta.

Otros los cumpliré en menos que canta un gallo porque son pequeños y comunes: los que piden un beso por la mañana, alguien que los escuche, aquellos que quieren volar o caer al vacío como mi padre que, en su pesadilla, gritaba desde el puente, que no quería volver  y el de mi tío que cada noche soñaba con mi madre embarazada.

12 comentarios:

  1. Me encanta. Dignísimo sucesor. Que pena...con lo bonito que sería esa final mensual...contigo al lado

    ResponderEliminar
  2. La vida está hecha de los pequeños detalles, inchs!

    Saludos maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Jiménez, abrazos grandes y saludos, gracias por el paseo.

      Eliminar
  3. Habrá que hacer como el protagonista de tu relato, empezar por los sueños pequeños, pueden ser el cimiento de los grandes. Gran frase de inicio y buen despojo del maestro Montesinos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues sí poco a poco como todo en esta vida jaja.Abrazos Ángel y gracias pro la visita.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Izaskun que siempre andas por aquí alegrándome el ego.Abrazos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Miguel por el paseo y sí sí que tiene tarea.
      Abrazos

      Eliminar
  6. Pues me gustó mucho la verdad

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre alegra que te digan algo tan sencillo como eso graciasss

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario