martes, 14 de junio de 2016

Tiempos modernos

Las mañanas, si no llueve, desde que está en edad de buscar novia, sale del bosque camino a la ciudad y sube de un brinco a la roca del estanque donde se reúnen las jóvenes princesas. “Un enclave mágico” le cuentan, donde muchos como él, pasaron al mundo de los humanos, incluso como miembros de la realeza, según defiende su entorno feérico y las leyendas de la infancia.
Allí se acomoda, se tumba panza arriba mostrando sus atributos y croa con fuerza para llamar su atención. Un selfie con una, caras de asco, pero besos ninguno. Mañana lo intentará en una zona sin wifi.

8 comentarios:

  1. Hay qué ver el daño que han hecho los móviles, tan absorbentes. Ya ni los príncipes rana suscitan interés.
    Un abrazo, Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claramente son otros tiempos, pobre sapo con tantos atributos jaja abrazos ángel y que sigas tan ganador

      Eliminar
  2. El que la sigue la consigue.

    Buen intento Maestro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo dices por el sapo, eso espero jajaja, si es por mis REC creo que queda mucho camino jaja. Abrazos que no te leo hace ,mucho y gracias por el paseo.

      Eliminar
  3. Buena y simpática versión del cuento. Y si usa la wifi para acceder a las redes sociales y hacerse publicidad?, todo vale cuando un beso lo vale, no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Luisa, cuánta razón tienes, en el segundo final lo presento así jeje.Abrazos

      Eliminar
  4. El "tema" al sapo le ha salido rana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nachete!! y tan rana con tanta tecnología, abrazos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario