sábado, 26 de abril de 2014

Resurrección

El protocolo de reanimación es siempre el mismo. Un suave tirón en el lomo, como un pellizco en la nuca que te despierta de un letargo profundo y prolongado sobresaltando al corazón. La posterior inclinación produce un  cierto vértigo causado por el brusco cambio de postura que desaparece pasados unos segundos, cuando liberado del estante, empiezas a respirar de forma torpe inicialmente, despacio, inhalando aún ese polvo añejo que da la inmortalidad.

Una vez abierto y sin la presión de la portada, el aire vuela entre las  páginas y comienza la resurrección,  el espacio para el culto, la república de la vida. Cada uno cumple su papel de manera disciplinada, unos se sienten héroes desde la frase inicial, otros deberán esperar a capítulos posteriores para enriquecer la obra y crecer psicológicamente en situaciones comprometidas.

Los que se saben amantes y dueños del placer cubren sus cuerpos desnudos con la hoja ya amarillenta y esperan su momento para el asalto, los secundarios mantienen la humildad  y no olvidan detalle para ser tal cual están descritos, todos cumplen con ilusión renovada, incluso aquellos que saben, como yo, que volverán a morir en la siguiente página

Nota: Apuesta mensual para la web ENTC (Esta noche te cuento). Tema inspirador del mes, Los Libros: "Entre las páginas"
Ilustración: Óleo de Asunción Buendía, yo misma.


17 comentarios:

  1. Muy buen relato el que nos dejas este mes en ENTC. Como ya te comento allí, me encantó esta resurrección tan bien contada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La vida de los puntos de libros. Si pudieran hablar, qué no dirían, verdad?

    Muy imaginativo, me gustó. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albada2 gracias, me gusta que te haya gustado jeje. Sí Sí lo bueno de todo es que realmente los libros nos hablan. Abrazos

      Eliminar
  3. Ole ole y ole, Maestro. Me ha encantado la sugerencia de reanimación humana para desembocar en la literaria. Mucha suerte en ENTC aunque dudo que la necesites, esto huele a finalista por lo menos.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajja, gracias ya he ganado con lectores y lectoras como vosotros. Lo demás el destino tiene la palabra. abrazos

      Eliminar
  4. A morir y a resucitar en cada nueva lectura.
    Muy bonito Montesinos, suerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, gracias como siempre por pasar por aquí. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Es triste pensar que siempre vas a morir. Espero que alguien se apiade de él y deje de leer la siguiente página, que deje la historia anclada en la página anterior.
    Un saludo y suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Henry qué tal, gracias por el paseo y si tiene que morir que sea literariamente. Abrazos.

      Eliminar
  6. Todos somos personajes, pero pocos son los que saben en que libro están. (Sin contar el del registro civil y otros). Grande Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ingenioso comentario y divertido como siempre. Gracias por el seguimiento nacho , amigo.abrazos

      Eliminar
  7. Te comprendo, te comprendo bien. Lo puedo asegurar desde mi efímero paso por la pantalla del libro electrónico.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita un abrazo y entiendo lo que dices del libro electrónico, como que no , ¿verdad?
      Abrazos

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias Bea me gustó como quedó el relato, había más ideas pero... quedó así. Me alegra mucho que te haya entretenido. Gracias por tu generosidad.
      Abrazos

      Eliminar
  9. Un relato genial, Manuel. Has contado con mucha maestría este proceso tan imaginativo de resurrección de los libros. Enhorabuena y mucha suerte. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juana suerte también para ti en todos tus relatos siempre que tengo huecos te persigo en la lectura.
      Abrazos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario