viernes, 26 de febrero de 2016

Valgo más por lo que callo!

Cada vez que le hablaba del último sobre rechazado el comisario me felicitaba por mi integridad profesional y humana. “Acabaremos otorgándole una medalla”, comentó. En esta ocasión, le referí que no pude negarme por ser otro el contenido. No había, como de costumbre, un fajo de billetes destinado a comprar silencios. El documento, según el confidente, delataba al verdadero asesino del alcalde.
El comisario leyó atentamente los papeles.
-¿Sospecha que haya copias?, me preguntó. Juré que era el único original y entonces, sonriéndome cómplice, empezó a quemar, una a una, las hojas de la agenda al tiempo que me pidió que saliera del despacho y mantuviera el secreto profesional.

Imagen: Cuadro de Fernando del Castillo miembro de la Asociación ALISOS.

10 comentarios:

  1. Un silencio difícil de mantener, aunque quizá ayude algún fajo de billetes.
    Un abrazo, Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel todos tienen un precio jeje. Hay que seguir intentándolo.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Yo también valgo mucho por ello y él sigue dándome en la espalda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi amigo Nacho un amigo, una admirador, un esclavo un siervo....!!
      Abrazos

      Eliminar
  3. Uy uy creo que aquí hay gato muerto encerrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D.Lorenzo ya te digo si lo hay, pero es tan normal que no se hace nada original jaja. abrazos

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Y tan oscuros pobre silenciador de entornos jeje. Abrazos

      Eliminar
  5. Muy negro, Maestro Montesinos. Buen intento!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba qué alegríaaa cuánto tiempo la Gran Meiga, un abrazo grandote.Gracioas por la visita.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario