miércoles, 29 de enero de 2014

Profana Mantis

2.Buho-rojo de Sergi CambrilsPero esta vez, ella lloró, había elegido la víctima equivocada, se había enamorado de sus
ojos color cyan y de su boca habladora. Mientras separaba las partes blandas de las duras con el mejor de sus cuchillos y en contra de las fibras, como le había enseñado su madre y a ésta, la madre de su madre, las lágrimas caían y dejaban, desordenadamente, un punto de sal sobre las piezas cortadas en forma de corazón. Puso todo en el vaso, marcó tiempo, velocidad  y temperatura varoma. Envuelta en el vapor del guiso se despidió de él reconociendo su olor y prometió no volver a copular.



Nota: Segunda apuesta para 14 semana de REC, frase inicial : Pero esta vez, ella lloró.
Ilustración cedida por el artista Sergi Cambrils

domingo, 26 de enero de 2014

La Guardiana de El Dorado


Nicoletta IonescuCuando María Fuensanta Desiderata Nuño, dueña y señora de la nieve del paraíso, vio el cadáver de su hijo, a la puerta de palacio,  perdió la voz y, desde entonces, ningún sonido voló hacia el cielo de su boca  a excepción de un leve  gruñido  lastimero y ululante que no cesaría, a lo largo de su vida, ni siquiera en sueños, dándole a su presencia,  o a su descanso, un sentir como de animal  agonizante, de ser primario  que atemorizaba a todo el que la acompañaba. 

Su venganza siguió el rastro de la sangre sobre los copos tiernos que se perdían en la punta de la derramada lengua del glacial,  cerca de La Misión, donde María Fuensanta envió un ejército de demonios hermosos y dorados a tentar a vírgenes y misioneros. Así, cosechó en los vientres de las nativas la semilla del mal y transformó el compromiso evangelizador en una liturgia de actos perniciosos y abominables que acabaron con todos los habitantes del lugar.

En su vejez, María Fuensanta se retiró a la soledad del hielo y a su muerte, grandes aludes sepultaron su cuerpo y dejaron a la vista una ciudad de oro que emergió de la nieve.

Ilustración: Nicoletta Ionescu
Apuesta de enero para ENTC, frase inspiradora: Tras su rastro por la nieve.






miércoles, 22 de enero de 2014

Habla y navega

http://antoniomoreno.wordpress.com/Pero esta vez, ella lloró disimuladamente. Él hablaba sin mirarla, como hacía siempre desde que se divorciaran.
“Podremos unir telefonía fija, móvil e internet y ahorrar en la factura. Tendremos más gigas”
Ella sólo sentía desamor con tarifa plana y una línea adicional que le traía recuerdos de él envuelto en su militante pañuelo palestino.
“Llamadas, SMS gratis hasta el infinito y una televisión de plasma como regalo, hay que decidirse en dos días” 
Ella sólo veía una banda ancha de incomunicación y un activista de sofá que haría cualquier cosa para echarla de casa, eso y unas lágrimas que iban con ella de rebajas.

Nota: Apuesta por REC de la semana 14. La frase comienzo: "Pero esta vez, ella lloró."
Pintura: Fragmento de "Reflexiones en Iowa2. de Antonio Moreno


jueves, 16 de enero de 2014

Viernes Santo

-Y así, tontamente, acabe pegándome un tiro cuando menos se lo esperen-le rogó-Es usted el Hermano Mayor de esta cofradía y es su responsabilidad. Estoy harto de cruces, de clavos en las manos y coronas de espinas. No quiero ser el Verbo, ni quiero ver mi rostro ensangrentado en cada espejo, ni salir al frío de “La Madrugá” y comenzar cada año mi calvario nazareno.
-No piensa lo que dice, Señor.
- Soy la banda sonora del dolor y el sufrimiento, un devoto del martirio. Me pregunto cómo pueden creer que alguien así los salvará. Dispáreme y apunte directo al corazón no sea que otra vez resucite.



Nota: Apuesta por REC semana 13. Frase incio: Y así, tontamente, acabe pegándome un tiro

miércoles, 15 de enero de 2014

Silencio. Acción

Holle bullet-Y así, tontamente, acabe pegándome un tiro, pero mantenga esa cara de asesino, finja ser el marido ultrajado, imagine que tiene delante al hombre que se tira a su mujer. Por favor, no se salga de plano, enséñeme sus poderes, mire fijamente a la cámara  y  cuando diga acción, levante el brazo, apunte a la cabeza  y dispáreme.
Gritó acción, levantó el brazo, apuntó a su cabeza, se oyó un disparo y el director cayó con la cabeza ensangrentada. Al fondo del decorado un hombre huía en la oscuridad. El actor aún no tenía la pistola pero, enigmáticamente, de su dedo índice salía humo.

Nota: Apuesta pro REC semana 13. Frase de inicio: "Y así, tontamente, acabe pegándome un tiro".

jueves, 9 de enero de 2014

La metamorfosis del príncipe

Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo que Dios le había dado y del que ya poco quedaba. Mantenía los tres enigmáticos lunares en el cuello con los que mi lengua, en otro tiempo, jugó a las constelaciones, pero ahora, quedaban ocultos entre los pliegues abdominales de su papada. La tableta de surfista que, hace años, admiré impúdica, se había convertido en conserva cárnica, una suerte de chacina embutida en piel arrugada que se derramaba, en varios niveles, hasta un pubis que huía del aplastamiento. Besarlo para desenterrar al príncipe que vi en otro tiempo, dejó de ser un cuento para convertirse en un arriesgado thriller psicológico.




Nota: Apuesta para REC (Relatos en cadena) de la SER para la semana 12. Frase comienzo:"Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo"


miércoles, 8 de enero de 2014

Una muestra de Amor

Montesinadas MaribelNaricilla respingona y un cuerpazo de escándalo que caminaba arrogante sobre tacones noir  por el andén de la estación.
-Muero por ti-le gritó, un paso atrás, el amante despechado abriéndose de un tajo las venas.
-Eso se lo dirás a todas-respondió ella sin saber de la sangre derramada.
-Mi vida es tuya- y se abrió el vientre salpicando en rojo las vías.
-Lo dices por decir- y no quiso girar la cabeza mientras subía al vagón.
Al pie de la ventanilla, le suspiró un “Te quiero con toda mi alma” y le ofreció un órgano teñido en óxido que había extraído de una zona cercana al corazón.



Nota: Apuesta para REC (Relatos en cadena) de la SER para la semana 12. Frase comienzo:"Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo"

lunes, 6 de enero de 2014

OFRENDA INESPERADA, de Equipo PRINCESA

Cuando arreció el monzón en el mercado de Kampot, me resguardé bajo un cobertizo. Al final del callejón se exhibía un cartel indescifrable con la imagen de una joven ataviada con los lujos de las princesas Jemeres, respetadas por su poder adivinatorio. Entré. Su rostro moreno, iluminado por un grano de arroz de oro incrustado en su mejilla, mostraba la sonrisa serena de las estatuas de Angkor. Me senté frente a ella subyugado por el infinito oscuro de sus ojos, ante los que mostré una mezcla cutánea de miedo y atracción.
Sobre la mesa, un cuenco con anís estrellado de Phnom Penh, láminas de jengibre de la India y agua turbia de los frondosos arrozales del río Mekong.

Cuando me señaló el pequeño y oscuro altar repleto de cestos y bandejas a los pies de Buda, le advertí que no tenía nada que ofrecer. Lanzó las láminas de jengibre al cuenco intentando leer su significado. Los efluvios del sándalo me despertaron un calor asfixiante, y un deseo lúbrico por poseerla. Huyendo de mi mirada primitiva, se fue desplazando hacia la imagen de Buda. La seguí, intentando esquivar las cestas y cortarle el paso, pero en la oscuridad no distinguí el pozo donde me esperaban cientos de serpientes ávidas de ofrendas.

Nota: Relato a la limón con Juan Antonio Morán (JAMS) el hacedor de la maravillosa web de microrrelatos Esta Noche Te Cuento con el que tuve el placer de escribir a medias este relato que participó en Relatos del Millón.